Mimesis, antológica exposición de Manuel López Oliva

Boceto para baile de máscaras

Boceto para baile de máscaras, 2000, Acrílico sobre lienzo, 230 x 170 cm

El Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba, inauguró el pasadoó día 27 la exposición Mimesis, del artista plástico Manuel López Oliva, dedicada a honrar el natalicio del Héroe Nacional cubano, José Martí (1853-1895).

Al ser preguntado sobre el por que dedicaba esta exposición al Héroe Nacional respondió: “Martí fue motivo de inspiración para escribir mi primer artículo, publicado en la revista Alma Mater, en 1967, y a partir de ese momento comprendí que la crítica es un paradigma ético”.

Según la curadora de la exposición, Hortensia Montero, el autor asumió la lógica humanista y el método de intuición-comprensión-valoración propio de la crítica desarrollada por Martí, como la base de su formulación y práctica profesional.

“La exposición antológica de Manuel Lopez Oliva, Mimesis, alude a un concepto griego relacionado con el actor, la máscara y la teatralidad, temática abordada en el período pictórico 1992-2012 a partir de su serie Dioses, semidioses y mortales, iniciadora de un lenguaje imaginativo con la máscara como recurso, en la que opera de manera especial una doble función en las imágenes: mostrar y dismular al propio tiempo…
…La evocación presente en sus piezas recrea tácticas afines a una figuración realista de narrativas semiocultas, que contrasta fugaces momentos de verdad/invención en estampas resueltas por alegorías, con una pincelada que demuestra su pericia tecnica y descubre el énfasis por la decoración artesanal presente en su produccion simbólica.

La genesis de estos atributos emerge de su atracción por la artesanía indígena y la cultura popular de aquellas sociedades desarrolladas, como los mayas y los incas. López Oliva ha dicho más de una vez que su pintura funciona como una metáfora teatral de la vida historica”.

En estas palabras de Nelson Herrea Ysla, incluidas en el catálogo de la exposición, se define claramente el concepto de esta muestra de 20 obras.

Manuel López Oliva junto al artista Roberto Fabelo

Manuel López Oliva junto al artista Roberto Fabelo

Sin embargo los antecedentes de esta exposicion los podemos encontrar en la propia infancia del pintor y en su formación desde pequeño. En entrevista realizada para el Periodico CUBARTE, López Oliva comentaba sobre sus inicios, donde encontramos vínculos directos con esta exposición cuado señalaba:

“Mi formación tiene como base tres componentes: mi padre – que era el pintor del pueblo – y además hacía carteles y era pintor autodidacta. Su trabajo era comercial, lo mismo se encargaba de las carrozas para los carnavales de Manzanillo que de las máscaras.
El otro componente también se relaciona con él. A media cuadra de mi casa radicaba el grupo literario de Manzanillo de la Revista Orto, que fue la primera entidad literaria importante de la época republicana. Allí llegaban cartas de Juan Ramón Jiménez, había traducciones de Martí y yo me pasaba la vida entre mi casa y Orto. Era como jugar, como repetir en la práctica el nombre de uno de los libros de Juan Francisco Sariol, Juguetería de ensueños. Todo eso era parte de mi ámbito, Orto y el taller de pintura de mi padre.

A estos dos sitios concurrían muchos intelectuales que llegaban a Manzanillo o que vivían allí. A mi casa iban normalmente Marinello, Navarro Luna; es decir, me fui criando, gracias a mi padre, en un ambiente muy vinculado al mundo de la cultura literaria, artística y fueron por supuesto mis dos primeros intereses.

Unidad, 2009 de Manuel López Oliva

Unidad, 2009, Acrílico sobre lienzo, 100 x 100 cm

Todo esto se tejía con mi vocación martiana. En Orto, desde el año 26, se crearon las cenas martianas; fenómeno que coincidió con ese espíritu de ver a Martí como una entidad mesiánica, como Martí, el Apóstol de Mañach, de la gente vinculada a Lezama, de Cintio Vitier, de Fina, de Félix Lizaso. Toda esa generación veía a Martí como el Santo de América y crean las cenas martianas donde se daban unas comidas muy típicas, muy populares; se hablaba de Martí, se leía poesía y mi padre, junto con el hijo de Sariol – que fue mi primer maestro de artes plásticas –, eran los que pintaban las escenografías de esas cenas porque, aunque mi padre no era escritor, estaba muy vinculado al grupo. Es decir, hay un enlace múltiple que me va formando.

El tercer aspecto indudablemente que entra en mi personalidad es la historia: la historia de Manzanillo, de todas sus tradiciones patrióticas, incluso de sus mitos, sus leyendas, las referencias a personajes que allí se alzaron, a figuras medulares de la historia mambisa como pueden ser Amador Guerra o el propio Bartolomé Masó. Además mi padre estaba muy vinculado con los comunistas de Manzanillo, en mi casa Marinello concurría como intelectual pero también concurría Blas Roca.

En el año 48 – cuando yo tenía 1 año – , matan en Manzanillo a Jesús Menéndez y le hacen la autopsia en la esquina opuesta a la que se encontraba Orto, donde radicaba el Sindicato Fraternidad del Puerto que era muy antimperialista. De allí sale su cuerpo al entierro, pero se enterraron las vísceras en la esquina, afuera, y para mí aquello fue como un componente más de una mística patriótica que estaba estimulada por mi padre.

En el momento de la autopsia mi casa fue el Cuartel General de los comunistas. De ella salieron las sábanas para amortajar a Menéndez y allí fue donde los comunistas, para evitar provocaciones, se guarecieron porque mi padre era una figura muy conocida de la localidad y tenía relaciones con los políticos, con los empresarios, porque les hacía la publicidad.
Y es que en aquella época en Manzanillo hay un fenómeno de interrelación de los comunistas, las tradiciones patrióticas, la gente de la cultura e incluso de la burguesía manzanillera, que a veces ayudaba a los propios comunistas y a los revolucionarios. Y eso lo heredó Celia en su lucha, por eso es que también mi padre estuvo muy vinculado con el grupo de Celia.

Manuel Mendive visita la exposición

El artista Manuel Mendive visita la exposición de Manuel López Oliva

Todo eso yo lo recibía constantemente. Para mí era normal meterme en Orto, leer cosas, trabajar en el linotipo, escuchar, oír.

Incluso en el mismo año 48 expone en Manzanillo – invitado por el padre de Celia que era miembro del grupo literario – , Carlos Enríquez y se fue hasta Media Luna – donde vivía Celia – y allí hace dibujos de ella que era una muchacha y del propio Sánchez Silveira, su padre.

Sobre esto siempre contaba mi padre que Carlos Enríquez me cargó cuando yo tenía 1 año, entonces si uno se dejara llevar por una visión casi mística o espiritista, a lo mejor esa energía me la trasmitió también Carlos Enríquez; porque qué casualidad que con el tiempo el pintor que me llegó a interesar más de los cubanos fue él. Tiene que haber sido también por la huella de su presencia en Manzanillo”.

Ver entrevista completa.

Su vinculo con Martí tambien tiene raices en su infancia, el propio artista señalaba: “Yo nací marcado por Martí. Nací el 19 de mayo y me dicen que fue – Martí cae al mediodía – también al mediodía. Yo no creo que esto tenga que ver nada, además hay una diferencia de tiempo muy grande, pero me acuerdo que en Manzanillo un espiritista, espiritista, no santero, un día le dijo a mi padre, que yo había encarnado, había asumido el espíritu de Martí”. Una coincidencia historica a la que Eusebio Leal, historiador de la ciudad de La Habana, denomina como su ”mística martiana”, tomando en cuenta el fuerte vínculo que une a Lopez Oliva y su obra con las ideas martianas.

López Oliva, además de artista plástico, es crítico de arte y ensayista, condición que lo hizo acreedor en 2000 del Premio Nacional de la Crítica Guy Pérez Cisneros, en reconocimiento a la obra de toda su vida. Sus estudios sobre arte, estética y cultura aparecen publicados en España, Francia, Italia, Suecia, Polonia, Chile, Colombia y Cuba.

Una de las últimas obras de Manuel López Oliva (2011)

Una de las últimas obras de Manuel López Oliva (2011)

Ver galería de fotos sobre la exposición.

Vista panorámica de la Sala de Expisición en el Museo Nacional de Bellas Artes (VIDEO)

Anuncios

Acerca de osadiaz

Director de Cubarte
Galería | Esta entrada fue publicada en Artes Plásticas, Evento Cultural, Galería, Reseñas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s